Gol Tv Ecuador

¡EL ARTE DE DEFENDER!

A todos, o casi todos, nos gusta el fútbol vistoso, el de buen toque, en el que se prioriza el ataque del arco rival antes que la defensa del propio. Sin embargo, no todos los equipos pueden construir el ideal del aficionado romántico. En este deporte hay una diversidad enorme de entrenadores, de filosofías y,  transversal a ello, una diferencia de presupuestos que no permite tener a los mejores jugadores de ofensiva que generalmente son los más caros. 

Uno de los abanderados del “buen defender” es José Mourinho. El portugués basó gran parte de sus éxitos en cubrir su arco. El momento más recordado, quizá, fue esa eliminatoria de su Inter ante el Barcelona de Guardiola. En esa Champions 2009-2010 los italianos dejaron fuera a uno de los que muchos catalogan como el mejor equipo de la historia. En el primer partido, Inter ganó 3-1 y en la vuelta fue 0-1. Todos recordamos a Eto’o como un lateral, colaborando en la marca como nunca, después de la expulsión de Thiago Motta. Ese día un plantel con jugadores como Messi, Ibrahimovic, Xavi y Pedro solo pudo marcar un gol a los 83 minutos y se quedó fuera. Era una Champions especial porque la final se jugaría en el Santiago Bernabeu, estadio del Real Madrid. Mourinho y su equipo disolvieron el sueño blaugrana de dar la vuelta en la cancha de su clásico rival. 

Todos recordamos la defensa de ese Inter, pero pocos reconocemos que un equipo como ese no podía lograr el título solo defendiendo. Si regresan al párrafo anterior se encontrarán con un dato que no desarrollé: En el primer partido, Inter ganó 3-1. Eso es lo que le permitió poder defender en el segundo cotejo y clasificar a la final, una final que también ganó 2-0 al Bayern de Múnich. Aquel Inter de Mourinho basó su éxito en la defensa, pero no fue lo único que hizo. 

https://www.youtube.com/watch?v=1ahQNqglBJI

Aquella serie, aquel equipo, vienen  a mi memoria cuando escucho a mucha gente hablar de Macará. Hay quienes catalogan al plantel de Paúl Vélez como ultradefensivo, que puede resolver los partidos solo gracias a que su goleador está en racha o a la suerte que le acompaña, pero que terminará en cualquier momento. Me parece que esto no hace justicia con la realidad. 

El equipo ambateño sí guarda en su defensa lo más solvente de su funcionamiento. Y es que todos defienden: Javier Burray, Moises Corozo, Kener Arce y hasta Michael Estrada. Hacerle un gol y peor aún dos es una misión compleja. Pero si alguien dice que Macará está en el primer lugar solo defendiéndose está contando una verdad a medias o miente. Estrada es uno de los goleadores de la Liga Pro y aunque algunos goles se los fabricó él solo, la gran mayoría fueron producto de grandes contragolpes o de construcciones ofensivas en las que participaron jugadores como Ronald Champang, Janner Corozo o Carlos Arboleda. Este es un equipo compacto, que repite nombres en su alineación titular fecha a fecha. Tan buen funcionamiento encontró que quien era una de sus figuras ya no tiene espacio en los once: Carlos Feraud.

No pretendo comparar a Vélez con Mourinho o a Macará con el Inter, pero vale la referencia para entender que ante la diferencia de presupuestos y de plantillas lo que hace el club ambateño es válido y admirable. Defender es una propuesta lícita en el fútbol, usar el contragolpe es una herramienta en la que pocos pueden ser tan efectivos. No todos los partidos de Macará han sido buenos, como les pasa a todos, pero si nos detenemos a ver su juego y entendemos su propuesta seguramente disfrutaremos de un equipo que encontró la forma de diferenciarse de los clubes más grandes del país y el camino para verlos desde lo más alto de la tabla de posiciones. 

DIEGO MELO