Gol Tv Ecuador

¡EL EFECTO RESCALVO!

Ismael Rescalvo logró ganar respeto y admiración con poco tiempo de trabajo en Ecuador, Su gusto por el buen fútbol y su estilo ofensivo se han convertido en su impronta. 


Llegó para dirigir Independiente Del Valle, en reemplazo de Gabriel Schurrer. Desde el primer partido ya dejó sensaciones distintas a su antecesor. El Español instauró un estilo ofensivo y ambicioso, lo que contrastó con el estilo de Schurrer, mucho más reactivo que de propuesta.
El ibérico gusta de que la salida fluya desde el primer pase.

La organización se elabora desde un bloque bajo, generalmente con un pase por dentro a un medio que se presenta. Puede ser por fuera con centrales que se abren lo suficiente o con laterales que se posicionan en campo rival. Todo esto condicionado por las características  defensivas del rival.


Sus equipos deben elaborar generando triangulaciones. Para estos se necesita mucha rotación posicional. Generar permanentes desmarques en búsqueda del espacio. El equipo debe estar muy corto tanto para defender como para ofender. 


La amplitud la puede conseguir con extremos bien dispuestos en la banda y/o con laterales de recorridos amplios y profundos. No en pocas ocasiones suele interiorizar los laterales para que trabajen por los pasillos internos y dejar los extremos en banda. Todo va en función del espacio, para ocuparlo y para fabricarlo.


Su metodología se basa en razonar las posibles soluciones para cada problema. Que el intérprete tenga plena conciencia de balón, espacio, oposición y opciones de pase. Y a partir de esto tomar decisiones adecuadas para la resolución de los problemas. 


Rescalvo define al espacio como un elemento incluso más importante que el propio balón. La intensidad es protagónica en su equipo. Es fundamental tener intensidad con y sin balón. Intenta recuperar el balón en el mismo sector donde se la perdió y generar transiciones rápidas para atacar.


Cada partido y cada rival suponen un plan de juego diferente. Puede ser que a algún rival le permita libertad de conducción a sus centrales, con otros la presión comenzará en su bloque defensivo. En algún partido los espacios se fabrican desde la elaboración prolongada, en otros sus transiciones y progresiones consumen la menor cantidad de toques, sin llegar a caer en la tentación del pelotazo, lo que está casi prohibido.

 
En Emelec su propuesta se insinuó desde los primeros partidos, aunque muy distante todavía de la madurez. Con el tiempo fue prolongado los minutos de buen juego hasta alcanzar un nivel óptimo que lo llevaron a clasificar a los play off y además a partir de aquí, convertirse en uno de los candidatos. De su mano Emelec crece a pasos agigantados, luchando contra todos los obstáculos que le tocó resolver. Y con un estilo que gusta mucho al paladar azul. Muy acostumbrado en la última década, a técnicos semejantes. 

Un técnico moderno y versátil, que entiende que el resultado debe ser la consecuencia de jugar bien.