Con pocos títulos y varias polémicas, Sampaoli se despide de Brasil y va al Marsella

Jorge Sampaoli puso fin el jueves a dos años de travesía en Brasil, donde dirigió al Santos y al Atlético Mineiro. El argentino, anunciado este viernes como nuevo DT del Olympique de Marsella, será recordado por su fútbol corajudo y polémicas dentro y fuera de la cancha.

El Galo del exseleccionador de Argentina y Chile terminó en la tercera posición del Brasileirao, a tres puntos del campeón Flamengo. Sampaoli no estuvo en el banquillo en su último juego, en el que Mineiro venció 2-0 al Palmeiras en Belo Horizonte, tras ser expulsado en el cotejo anterior ante Sport Recife por una acalorada discusión con el árbitro.

Aunque estuvo en la tribuna del estadio, en pantaloneta y camiseta corta y sin máscara sanitaria, la ausencia en su partido de despedida consolidó la faceta más temperamental del mundialista argentino.

En las temporadas 2019 y 2020 vio la roja una vez y fue amonestado en 23 ocasiones, más del doble que el segundo técnico más indisciplinado, según un conteo del portal Globo Esporte. Si fuera jugador, estaría entre los 25 más sancionados del Brasileirao.

Sus constantes discusiones con los árbitros y encontrones con directivos tanto del Galo como del Peixe empantanaron por momentos su apuesta por un fútbol de ataque y preocupado por la estética.

"Hizo grandes juegos, jugó muy bien, en algunos momentos fue el equipo más atractivo para ver de todo el campeonato brasileño, aunque ese modelo pareció quedarse en la recta final del torneo", señala a AFP Leonardo Bertozzi, comentarista de ESPN.

- Fútbol ofensivo -

El premio a su ideología ofensiva quizás fue pequeño. Con el Santos, al que dirigió en la temporada 2019, fue subcampeón por detrás del todopoderoso Flamengo del portugués Jorge Jesus, que ganó cinco títulos, incluida la Libertadores, en trece meses.

Bajo su mandato, los paulistas hicieron 74 puntos, tres más que los que coronaron al Flamengo en el Brasileirao-2020. Y con el Galo, al que empezó a comandar en marzo pasado, obtuvo el campeonato Mineiro.

En ambos exigió contrataciones millonarias. Asfixiado por deudas, Santos le dio gusto con el peruano Christian Cueva, el venezolano Yeferson Soteldo o el colombiano Fernando Uribe.

El Peixe fue subcampeón, pero cayó en la primera ronda de la Sudamericana y en octavos de final de la Copa de Brasil. Sus reiterados pedidos de contrataciones provocaron choques con la directiva.

"Es un gran entrenador, pero siempre termina con un final infeliz", dijo el expresidente santista José Carlos Peres a finales de 2019.

La directiva de Belo Horizonte, respaldada por inversores privados, le trajo al chileno Eduardo Vargas, el paraguayo Junior Alonso o al argentino Matías Zaracho. Terminó tercero en la liga, que lideró en algunas jornadas, y clasificado a la Libertadores-2021.

"Él fue atendido en todos sus deseos (...) la llegada de él y de los inversores terminó cambiando un poco la expectativa [en el Mineiro]. Sin que tuviera la obligación de ganar el campeonato brasileño, creó la expectativa de competir", apunta Bertozzi.

- Fiesta en pandemia -

La relación con la directiva del Mineiro empezó a quebrarse en septiembre, cuando Sampaoli exigió más refuerzos y que se pagaran salarios atrasados.

Tres meses después, el entonces presidente galo, Sérgio Sette, aseguró que "prácticamente" no tenía relación con el DT y cuestionó la actitud "cerrada" del cuerpo técnico.

La crisis se ahondó en noviembre. Sampaoli, algunos de sus asistentes y jugadores concurrieron a una fiesta de cumpleaños en pleno repunte de la pandemia. Días después, estalló un brote de coronavirus que contagió al entrenador, su comisión técnica y varios futbolistas.

Algunos jugadores se molestaron con el entrenador, según medios brasileños.

Con los nuevos directivos, que asumieron en enero, los ánimos parecieron calmarse. La noche del jueves, el nuevo mandamás, Sérgio Coelho, le regaló la camiseta albinegra para que recordara "siempre a la familia" del Mineiro.

Con sus luces y sombras, Sampaoli viajará a Europa, tres años y medio después de dejar al Sevilla, su única experiencia en el Viejo Continente.

Aterrizará en un Marsella en llamas, lejos de puestos europeos, con los hinchas pidiendo la dimisión del presidente y en un contexto de rumores sobre una supuesta venta del club. El fútbol está asegurado, las polémicas...también.

GolTV Ecuador Teléfonos
+593 4 500 0185
Dirección
Sky Building Av de Las Américas 510, Oficina 604, 605
Guayaquil - Ecuador
Contacto Comercial
comercialecu@goltv.tv
a.curcio@goltv.tv